Avances claros en el mercado de los servicios energéticos

Avances claros en el mercado de los servicios energéticos

28/09/2018

La Unión Europea ha ido mejorando y facilitando los trámites para la contratación de servicios energéticos lo que ha significado una mejoría del 9% en la inversión en eficiencia energética  durante 2017 .

El hecho de que los contratos no computen como déficit público y el establecimiento de los requisitos que debe cumplir un contrato de servicios energéticos para considerarlo inversión privada, harán que no se tengan en cuenta en la Contabilidad Nacional de los países.

Simplificar el funcionamiento de los contratos de rendimiento energético y su impacto en las cuentas de la Administración pública, permite a promotores públicos y privados poder tomar decisiones en sus planes de inversión y estrategias de eficiencia energética.

La Unión Europea, a su vez, promueve proyectos dentro del marco Horizonte 2020 que pretender ofrecer las herramientas para mejorar la confianza entre los proveedores e inversores de servicios energéticos, como hace el proyecto QualitEE.

QualitEE está participando en el desarrollo de unos criterios armonizados para toda Europa para la evaluación y aseguramiento de la calidad.

A finales de 2018, se espera que puedan publicarse estos criterios así como una guía financiera para la elaboración de proyectos, que serán posteriormente adaptados a las particularidades de cada país e implantados en proyectos piloto.

Se ve también el apoyo a los contratos de servicios energéticos mediante ayudas y líneas de financiación procedentes de la propia UE, como los programas FEDER para favorecer la economía baja en carbono o, a nivel nacional, como el programa PAREER-CRECE para la rehabilitación de edificios o el FNEE para financiación de alumbrado público.

El más reciente de los avances fue la publicación de la Norma UNE 216701 de Clasificación de Proveedores de Servicios Energéticos para crear un mercado de servicios energéticos más transparente.

Estos pasos sumado a los cambios normativos impuestos por la nueva Directiva de eficiencia energética permitirán un crecimiento del mercado de los servicios de eficiencia energética.