Informe nacional sobre el mercado de servicios energéticos, financiación y calidad

Este estudio de mercado analiza el estado de las empresas de servicios de eficiencia energética (ESEs) en España, cómo éstas se reparten la cuota de mercado, qué peso tienen los distintos sectores en sus carteras de clientes, qué obstáculos encuentran para cerrar contratos y qué oportunidades de negocio se abren para ellas en los próximos años.

Solo un 7% de las entidades dedicadas a la eficiencia energética que operan en nuestro país son grandes empresas. Éstas controlan el 50% de la cuota de mercado del sector. El resto son pequeñas y medianas empresas registradas como ESEs. La mayor parte de sus clientes son empresas de servicios, oficinas y retail, con las que suelen firmar contratos EPC. Un 60% de las ESEs encuestadas para este estudio de mercado señalaron haber ofrecido servicios EPC para oficinas.

Llama la atención que el peso del sector público en la cartera de clientes de las ESEs españolas es significativamente menor que para las empresas del sector en otros países europeos. Como conclusión al estudio, se prevé que la demanda de contratos EPC por parte de las administraciones públicas españolas crezca en los próximos años. Los recientes cambios regulatorios y, en concreto, la decisión de Eurostat de no computar las inversiones públicas en eficiencia energética como déficit están ya allanando el camino para la firma de este tipo de contratos. Esto se une a un escenario de recuperación económica, con menores costes de inversión en tecnología y mercados adyacentes como el autoconsumo en fotovoltaica, que incide en la eficiencia energética.

Otra oportunidad de negocio para los próximos años es la firma de contratos de suministro de energía para la industria. Menos de un 20% de las ESEs encuestadas declara tener entre sus clientes a empresas del sector industrial, una cifra muy alejada de la media europea. En este sentido, la recuperación del tejido industrial español será determinante para firmar más contratos de este tipo, ya que los procesos fabriles requerirán un mayor consumo eléctrico, independientemente de que se haya dado una mejora continua de la eficiencia energética en sus instalaciones. El aumento del precio de la energía impulsará también esta demanda.

En el estudio también se detectan las principales barreras que encuentran las empresas de servicios energéticos para firmar contratos EPC y ESC. Las barreras administrativas y la escasez de prácticas estandarizadas de Medición y Verificación y la falta de confianza son las más significativas.

El hecho de que el mercado español no cuente con una certificación oficial de los servicios de eficiencia energética es, probablemente, una de las razones de esa falta de confianza en las ESEs. Según las conclusiones del estudio, un esquema de garantía de calidad aplicado a los servicios energéticos tendría mayor valor agregado en España que en el resto de los países europeos.

Resultados de la encuesta

Comprueba los resultados de la encuesta en una comparativa por países y a nivel europeo - disponible únicamente en inglés

Comprobar aquí